Addthis IMFE

política de calidad

COMPROMISO DE CALIDAD DEL ÁREA DE SOSTENIBILIDAD MEDIOAMBIENTAL

El Área de Sostenibilidad Medioambiental del Ayuntamiento de Málaga tiene la prioridad de dinamizar, gestionar y regular los servicios públicos en materia de medio ambiente urbano, con el objetivo de alcanzar un entorno sostenible, más habitable y de calidad para uso y disfrute de los malagueños.

Para ello, se compromete, por un lado, a proporcionar los recursos humanos y materiales necesarios para la gestión y prestación de los servicios públicos, en materia de residuos urbanos, zonas verdes, vigilancia sanitario-ambiental y la evaluación medioambiental para la prevención de las incidencias sobre el medio ambiente de las actividades privadas. Por otro, al fomento de iniciativas de concienciación y sensibilización medioambiental y a la ejecución de proyectos técnicos orientados a favorecer la conservación y protección de los recursos naturales y el incremento de la biodiversidad en el término municipal de Málaga.

Además, el Área de Sostenibilidad Medioambiental aspira a lograr mantener en el tiempo resultados óptimos tanto en el servicio a la ciudadanía, como en la atención a otros organismos y empresas. Considerando fundamental tanto la implicación del personal, como la aplicación de técnicas de gestión de calidad.

El Área de Sostenibilidad Medioambiental pone en valor la prestación de los servicios de una manera óptima y eficaz, satisfaciendo las necesidades y expectativas de la ciudadanía, la eficacia, eficiencia y ética en la gestión, la innovación tecnológica y modernización. Así como, la responsabilidad y profesionalidad de las personas, cumpliendo en todo momento con la legislación vigente.

Las líneas estratégicas de la calidad de los servicios del Área de Sostenibilidad Medioambiental son las siguientes:

-Enfocar nuestra Administración a la prestación eficiente de servicios a la ciudadanía.
-Establecer y mantener un sistema documentado de manera que las actividades y tareas que así lo requieran estén definidas por escrito, de forma clara, concreta y estable.
-La racionalización de procesos y procedimientos como eje de la mejora de los servicios.
-La formación continuada de las personas.
-La gestión transparente y el fomento de la participación de los ciudadanos en el medio ambiente mediante la incorporación de las nuevas tecnologías.

En resumen, la política de la calidad, implica una actitud permanente de orientación hacia la ciudadanía y sus necesidades como elemento consustancial a la gestión de los servicios públicos, y supone un esfuerzo continuado en el tiempo, un proceso de mejora permanente.